Darse Cuenta, intervención psicoterapéutica en prisión

Darse Cuenta, intervención psicoterapéutica en prisión

Hace tres años que la Fundación Grupo Azvi puso en marcha el Programa Psicoterapéutico de Reinserción Social “Darse Cuenta”, una iniciativa basada metodológicamente en el Psicodrama que se desarrolla en el centro penitenciario de mujeres de Alcalá de Guadaíra, en Sevilla.

Dirigido por la Psicóloga Malena Rubistein Poleeff, Darse Cuenta está permitiendo a las mujeres del centro diseñar un nuevo proyecto de vida lejos del delito y la violencia para ellas y sus hijos e hijas. A partir de sesiones psicoterapéuticas de psicodrama, un método innovador, que analiza situaciones de la vida cotidiana a la luz de la acción para buscar soluciones alternativas; las mujeres están incorporando herramientas para mejorar sus habilidades sociales, favorecer la comunicación con sus hijos, mejorar la convivencia dentro del centro, aumentar su autoestima y construir un proyecto de vida digno.

En 2013 se amplió al módulo de madres del centro penitenciario con la intención de trabajar una maternidad responsable concienciando a las madres para que le den valor a la educación de sus hijos. A partir de entonces, los resultados obtenidos se han visto reflejados en la mejora de la convivencia dentro del centro penitenciario ( un 95% de las participantes reconoce tener mayor capacidad de empatía con sus compañeras), una disminución en el número de faltas disciplinarias ( un 80% reconoce contar con un mayor autocontrol ante las situaciones de conflicto cotidianas), aumento del aprehensión de recursos educativos en el módulo de madres ( un 90% expresa tener mayor creatividad para resolver las demandas educativas de sus hijos e hijas; mejora del autocontrol y la tolerancia (un 90% reconoce mejoras de integración social durante las salidas); capacidad para creer en las propias capacidad y elaborar nuevos proyectos de vida ( un 85% reconoce haber mejorado su nivel de autoestima) y satisfacción con el programa (un 99% considera necesarias las sesiones de Psicodrama para aprender a modificar y prevenir conductas violentas.

Darse cuenta contribuye a modificar pautas de comportamiento y prevenir conductas de riesgo, al tiempo que favorece una maternidad responsable y fomenta nuevos modos de relación que corten la cadena generacional de la violencia presente en la sociedad andaluza.